«

»

Jul 06

“Va a caer, la reforma va a caer”, fue el llamado para el inicio del paro indefinido de la CNTE

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Texto y fotografías: José De La Rosa

El inicio del paro nacional empezó con movilizaciones y bloqueos en vialidades en varios estados del país de manera simultánea, así lo habían anunciado los dirigentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). La Ciudad de México lo hizo unificado con apoyo de padres de familia que han visto que saldrán afectados con la llamada Reforma Educativa. Se realizaron paros de labores desde las 10 de la mañana, algunos desde antes y se intensificó la movilización con bloqueos en 70 puntos de la ciudad como Iztapalapa, Luis Cabrera en la Magdalena Contreras, San Fernando y Tlalpan, la avenida Tlahuac, Calzada d la Viga, Patriotismo, Calzada Taxqueña, Eje 1 Norte, Congreso de la Unión, San Juan de Aragón, Eje 10 sur, avenida del Taller, entre otros cruces de la ciudad.

Por la mañana los bloqueos y pequeñas marchas fueron interceptados por grupos de granaderos enviados con mandato desde el gobierno de la ciudad. Para evitar ese apoyo logrado y presentarlo mediáticamente con desprestigio, fue el caso de la movilización en Luis Cabrera y San Jerónimo en la Magdalena Contreras donde a madres y padres de familia los encapsularon y a empujones los replegaban hacia la banqueta para inmovilizarlos, se comunicaron con medios alternativos y organismos de derechos humanos para que los asistieran y fue que después los dejaron avanzar, no marcharon por el periférico pero recorrieron calles que les permitió que vecinos y más padres de familia se les sumaran.

La movilización articulada por iniciativa la mayor de la veces por madres y padres de familia, culminó en la capital del país con una marcha que dio inicio a las 4 de la tarde con una multitud tan grande que ésta vez el gobierno de la ciudad resolvió no poner cercos de encapsulamiento ilegales pues podía verse rebasado, claro que si puso cercos en algunas calles sobre la Avenida Reforma y sobre el Eje Central junto al Palacio de Bellas Artes con una muralla de granaderos y tanquetas para evitar el paso de los manifestantes al Zócalo.

La manifestación fue pacífica llena de consignas contra el presidente Peña Nieto así como contra el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, quien no ha sido capaz de dialogar con los maestros ni explicar más sobre la Reforma Educativa y no laboral. No faltaron los insultos en las consignas airadas de todos los manifestantes que ahora si están decididos a echar abajo la reforma, así lo plantearon con mucha indignación.

La CNTE ha declarado la huelga nacional al gobierno, aunque empiece con un paro indefinido como medida estratégica. Ante esta medida de presión, el Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong hizo declaraciones de que este mismo martes se sentaría a dialogar con la dirigencia de los maestros. El anuncio se dio casi al finalizar el mitin frente al Hemiciclo a Juárez, aunque la lluvia caía, el anuncio calentó los ánimos. La mesa de negociación se realizaría a las 8 de la noche por lo cual ya no había márgen para analizar la posición de la CNTE, acto muy bien medido por el gobierno, pero eso no desanimó por lo que hicieron el llamado a mantenerse movilizados y sobre todo, a que desde el miércoles 6 de julio se lleven a cabo diferentes actividades, comenzando una manifestación en varios puntos de la ciudad hacia el Zócalo, los siguientes días se irá escalando junto con padres de familia que como ellos dicen “ ya no tenemos nada que perder pues hasta el miedo perdimos”.

Hubo oradores al micrófono de muchas organizaciones, desde el Frente Francisco Villa, organizaciones de madres y padres de familia, de las diversas secciones de la Ciudad de México y Oaxaca, hasta el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra de San Salvador Atenco encabezado por Ignacio Del Valle recordando la lucha que dieron contra la imposición del aeropuerto en el gobierno del expresidente Vicente Fox, al verlo la multitud coreó con él y ovacionaron; al final se cantó el himno «venceremos».

Todo queda esperar a lo que se resuelva en Gobernación, lo cual no es mucho pero será fructífero de todos modos. Las preocupaciones se manifiestan entre los profesores jóvenes pero los dirigentes van disipando dudas, todo se va a resolver en las negociaciones, así también se va disipando por el momento ese mar de gente congregada para renovar fuerzas para regresar y acaso tumbar algo más que una reforma.