«

»

Jul 20

Reaprehensión bajo engaños de José Antonio Arce desde Oaxaca

Por: Elizabeth Luciano

Nuevamente una muestra de abuso de poder por parte de autoridades capitalinas, luego de perseguir por vía satelital con el celular, rastrearon al compañero José Antonio Arce Avendaño, quien llevaba varios meses residiendo en el estado de Oaxaca. Con engaños de una visita sorpresa fue detenido, esta acción se conoce como desaparición voluntaria.

La primera detención del compañero José Antonio fue el pasado 26 de mayo de 2015, durante la marcha por la aparición con vida de los 43 normalistas desaparecidos. Cuando se quemaba la propaganda electoral, policías agrupados en el cuerpo policíaco nombrado “operación relámpago”, el director general de la policía metropolitana Álvaro Sánchez Valdés conocido como “Jefe Neptuno” provocó la agresión, al empujar y tratar de apagar el fuego que estaba ya por extinguirse, hasta el momento sin dañar a nadie, posteriormente se dejaron venir los granaderos para realizar las ya cotidianas detenciones arbitrarias, la agresión verbal y golpear a las personas que encontraban a su paso.

Fue en ese momento que detuvieron a José Antonio Arce, manteniéndolo desaparecido por más de 24 horas. Fue presentado hasta el siguiente día, alrededor de las siete de la tarde en el Ministerio Público de la delegación Cuauhtémoc. Durante ese lapso, Arce denuncia constantes amenazas contra su persona, además de violencia física. En los medios comerciales se difundió que no había ningún preso o presa por tal situación, que habían sido liberados horas después, información que resultó una total mentira.

A José Antonio se le acusó en ese momento de “Ataques a la paz pública e intento de homicidio a un servidor público, Álvaro Sánchez Valdés”, quien lo amenazó al verlo a la cara y le dijo: “ya te chingaste, tenemos todos tus datos y no vas a salir”.

Debido a falta de pruebas, el detenido salió en libertad la madrugada del 28 de mayo, un abogado de oficio le dijo que su caso estaba cerrado, esto ocasionó molestia del servidor público y ante lo que se presume decidió vengarse.

El pasado viernes 17 de julio de 2015, alrededor de las 3:00 de la tarde, José Antonio Arce Avendaño fue engañado vía telefónica. Desde meses atrás él y su compañera decidieron irse a vivir a Oaxaca, cuando ocurrió su detención sólo vino por asuntos personales y a solidarizarse con la manifestación por la aparición con vida de los 43 normalistas.

En la llamada a su celular, se le dijo que eran amigos que querían darle una sorpresa y pedían fuera recogerlos. Cuando José Antonio acudió al lugar, fue subido en una camioneta Toyota color arena por policías vestidos de civil. Logró hacer una llamada una hora después y  avisó que seria trasladado al Reclusorio Norte.

El viernes 17 de julio, alrededor de las once de la noche fue presentado en el Reclusorio Norte en donde se le notificó que su proceso anterior no se cerró y tenía una orden de aprehensión; a José Antonio no se le permitió ver a algún familiar.

Es hasta el sábado 18 de julio de 2015 alrededor de las 19:00 horas cuando se dieron informes de él, casi 24 horas, cuando el desahogo de pruebas para su inocencia es de 48 horas, sin saber hasta ese momento de qué se le acusaba.

Tanto su detención-desaparición voluntaria arbitraria y su proceso legal están llenos de anomalías. Los familiares, amigos y amigas afirman que no hay pruebas de lo que se le acusa, “él jamás arremetió contra el servidor público, sin embargo por venganza del jefe Neptuno van por Antonio Arce hasta Oaxaca”. En el expediente hacen desaparecer la declaración del compañero antes de salir en la madrugada del 28 de mayo de 2015.

Es por todo ello, que los familiares y amigos denuncian ante Derechos Humanos el hostigamiento y seguimiento que se le dio a su compañero sin reconocer que antes había sido liberado por falta de pruebas. Solicitan la difusión del caso para evitar que sigan existiendo detenciones arbitrarias por cualquier tipo de policía, del grupo que sea.

Además, convocan a un mitin solidario por el compañero José Antonio Arce Avendaño para el día martes 21 de julio de 2015 a las nueve de la mañana, en los juzgados del Reclusorio Norte, ya que ese día será su primera audiencia para el desahogo de pruebas y confían que pueda salir en libertad cuanto antes.