«

»

Jul 30

Persecución, detención y encarcelamiento del profesor Oscar Hernández Neri en el Estado de México

A casi tres meses de la detención del Profesor Oscar Hernández Neri, su proceso jurídico se ha efectuado de forma irregular y basada en inconsistencias. El líder y activista social acusado de homicidio sin pruebas legitimas, actualmente se mantiene encarcelado en el reclusorio Molino de las Flores en Texcoco, lugar en donde se ha instalado un plantón permanente como medida de presión para exigir su liberación. El profesor Cesar Hernández nos contextualizó en torno al hecho que llevó a la cárcel a su hermano y destacó la parcialidad que se aplica en la valoración de las pruebas presentadas, así como, el poco interés mostrado por parte de las autoridades para dar celeridad a su caso.

La detención de Oscar Hernández es señalada como un caso más de persecución política y de criminalización de la protesta y lucha social, puesto que el profesor se ha caracterizado por su trabajo de activismo social en el ámbito educativo. La creación de proyectos autogestivos en favor de la educación pública y gratuita es la labor que le ha preocupado y en la que se había  desempeñado hasta el momento de su detención.

Se expresó que el proceso jurídico que se está llevando a cabo hasta ahora va por dos vertientes: una es el juicio que hasta ahora no ha llevado un procedimiento regular, ni de tiempo ni de forma, en el desahogo de pruebas y testimoniales. La otra es la apelación al auto de formal prisión que el poder judicial del Estado de México tendrá que resolver, si es procedente o no, con los elementos que vertió el juez.

Finalmente, Cesar Hernández expuso en la entrevista su preocupación sobre la situación de los maestros con la reforma educativa; y con las actuales leyes modificadas para sancionar a los profesores que laboran en escuelas que no están reconocidas por el estado. Es decir,  enseñan a leer y escribir a niños, jóvenes y adultos, sin obtener ningún salario o prestación, tal situación los coloca en una situación de vulnerabilidad que los puede llevar a la cárcel dado que es castigado con cinco años de prisión.

Entrevista realizada en colaboración: Carlos Esteban Jiménez (Papel Revolución) y Rosalba García